Monthly Archives:

julio 2020

Baby-led Weaning
28 de julio de 2020

Melisa Gómez, dietista-nutricionista especializada en alimentación infantil y coautora junto a Juan Llorca de Sin dientes y a bocados y En boca de todos, da respuesta en el siguiente artículo a todas las cuestiones relacionadas con la alimentación complementaria Baby-led weaning (BLW).

¿Qué es el método BLW o Baby-led weaning?

Las siglas BLW provienen del término “Baby Led Weaning” que se refiere al inicio de la alimentación complementaria dirigida por el bebé.

También se le conoce como “alimentación autorregulada” y abarca mucho más que la forma en la que se presentan los alimentos, que en lugar de ofrecerse triturados se ofrecen a modo de sólidos blandos (con algunas modificaciones para hacerlos más seguros); porque además contempla que las comidas se realicen en familia, que se ofrezcan alimentos saludables para que sea el bebé quien con sus manos se los lleve a la boca y que sea cada bebé el que decida si comerá y cuánto comerá de cada alimento ofrecido (manteniendo la alimentación a demanda). 

Todo esto con la finalidad de ofrecer a los bebés una alimentación variada y saludable, que promueva su adecuado desarrollo y que les permita establecer una mejor relación con la comida desde el inicio.

¿Cuáles son los beneficios de practicarlo?

beneficios blw

Entre los beneficios que se han descrito al poner en práctica este método encontramos:

  • Da al bebé la posibilidad de explorar distintos sabores, colores y texturas facilitando la aceptación de una mayor variedad de alimentos.
  • Enfatiza que sea el bebé el que se lleve la comida a la boca, permitiéndole regular mejor la cantidad que ingiere y evitando la sobrealimentación.
  • Contribuye con el desarrollo de las habilidades del bebé, favoreciendo la mejora de la motricidad fina y de la coordinación ojo-mano-boca, así como de la masticación y la motricidad orofacial.
  • Anima a los padres a comer con sus hijos y servirles de ejemplo, compartiendo los alimentos preparados y creando así un momento familiar que se relaciona positivamente con prevención de la obesidad infantil.
  • Se ofrecen alimentos saludables en lugar de productos como cereales en polvo (con azúcares añadidos), potitos, etc. Y se promueve la adaptación del paladar a estos sabores.
  • Se ahorra tiempo ya que se prepara una sola comida que se comparte en familia.
  • Fomenta la confianza e independencia del bebé al permitirle desempeñar un rol activo en su alimentación.

¿Cuándo empezar con la alimentación complementaria BLW?

alimentacion blw

El momento oportuno para comenzar a ofrecer alimentos distintos de la leche materna o fórmula, además de comenzar a ofrecer agua, dependerá de los siguientes factores:

  • Madurez neurológica: Aunque sabemos que cada niño se desarrolla a un ritmo distinto, existen patrones comunes que pueden identificarse. A partir del cuarto mes el niño suele ser capaz de sostener su cabeza y llevar sus manos a la boca. El reflejo de extrusión de la lengua se va perdiendo y el bebé puede mantenerse sentado en el regazo de sus padres, estirarse hacia la comida y abrir la boca, así como alejar o girar su cabeza para indicarnos cuando no quiere más.
  • Madurez gastrointestinal: A partir del cuarto mes se alcanza una óptima producción de enzimas. El desarrollo inmunológico intestinal se alcanza a partir de los 6 meses.
  • Madurez renal: Hacia los 6 meses la madurez de la función renal permite un mayor manejo de componentes de la dieta.

Tomando esto en cuenta, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomiendan que sea a partir de los 6 meses cuando se inicie la alimentación complementaria.

Será importante recordar que el comenzar a ofrecer alimentos no implicará que se reduzcan las tomas de leche materna o fórmula, que seguirán siendo a demanda, sino que permitirá al bebé ir descubriendo sabores y texturas cumpliendo un objetivo educativo y no solo nutricional.

Pero más allá de fijarnos en una edad concreta, sería recomendable que nuestro bebé:

  • Sea capaz de coger el alimento y llevárselo a la boca sin mayor dificultad (tal vez le has visto hacerlo con algunos de sus juguetes).
  • Sea capaz de mantenerse sentado con apoyo.
  • Muestre interés en los alimentos que consume el resto de la familia.
  • Vaya perdiendo el reflejo de extrusión (este reflejo tiene la función de expulsar de la boca, con la ayuda de la lengua, cualquier alimento que no sea líquido como la leche materna o fórmula, por lo que si se mantiene presente el bebé expulsará los alimentos ofrecidos).
  • Sea capaz de realizar movimientos masticatorios básicos (aunque no tenga dientes aún).

En caso de que estas condiciones aún no se presenten sería posible esperar un poco más, pero estos casos deberían valorarse individualmente para poder recomendar los próximos pasos a seguir. 

«Pero nos aconsejaron iniciar la alimentación complementaria en la revisión de los 4 meses»

La Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátricas (ESPGHAN) establece un mínimo de 17 semanas para el inicio de la alimentación complementaria, aunque recomienda esperar hasta los 6 meses, así como la mayoría de organizaciones científicas que abordan este tema.

Es poco probable que a los 4 meses podamos encontrar los hitos del desarrollo previamente comentados y habrá que considerar que los alimentos a ofrecer resultarán tan completos a nivel nutricional como la lactancia (materna o artificial) por lo que se suele animar a las familias a esperar (salvo que en su caso concreto haya otros motivos para iniciar antes de esta edad) hasta los 6 meses para dar este paso.

Comenzar muy pronto (antes de los 4 meses) puede dar lugar a:

  • Diarreas, ocasionadas por la digestión y absorción deficiente (inmadurez gastrointestinal).
  • Enfermedades respiratorias, causadas por broncoaspiración debido a la inmadurez neurológica.
  • Desnutrición, anemia y deficiencias nutricionales específicas por interferencias en la absorción de nutrientes presentes en la leche materna o fórmula, o por disminución en la ingesta de leche materna/fórmula, que cubre por completo las necesidades nutricionales del niño en el primer semestre de vida.
  • Mayor riesgo de presentar obesidad en el futuro, no solo debido al aporte inadecuado de algunos nutrientes, sino también a que el bebé aun no presenta la madurez necesaria y puede que no sea capaz de demostrar saciedad, dando lugar a una alimentación forzada o sobrealimentación.

Por esto antes de dar este paso se aconseja que cada niño sea evaluado por un equipo de profesionales de la salud formado por pediatría, enfermería, nutrición y otros especialistas según sea necesario, quienes tomando en cuenta su estado nutricional, desarrollo neurológico y características, podrán diseñar un plan a medida para lograr una introducción de alimentos exitosa.

¿Cómo empezar con el Baby-led weaning (BLW)?

blw como empezar

Una vez sepamos que nuestro bebé está preparado, comenzaremos a ofrecer alimento por alimento una o dos veces al día, permitiéndole explorarlo y probarlo a su ritmo. Al inicio se ofrecerán trozos más grandes (de mayor tamaño que la mano del bebé) y a medida que va mejorando el agarre y la masticación, iremos cortando los alimentos en trozos más pequeños.

A pesar de que se ha estudiado mucho sobre el orden de introducción de alimentos, aún no contamos con suficiente evidencia para recomendar comenzar por un grupo (ej. verduras) en lugar de por otro (ej. frutas), por lo que se podrían ofrecer primero frutas de temporada o verduras o tubérculos, etc. Sí que resultará importante incluir alimentos ricos en hierro desde los primeros días o semanas, ya que este es uno de los motivos por el que se sugiere iniciar con la alimentación complementaria en torno a los 6 meses (cuando se estima que las reservas que tiene el bebé de este mineral comienzan a agotarse).

Será recomendable que cada vez que se pruebe un nuevo alimento (por ej. el plátano), se dejen pasar tres días antes de seguir probando (podría ofrecerse plátano durante 3 días y podría acompañarse de otros alimentos que ya se hayan probado), ya que, de aparecer algún signo o síntoma de alergia, podríamos identificar fácilmente al alimento responsable; y aunque puede que al probar alimentos como el calabacín, la patata, la pera, entre otros, no sea imprescindible esperar, en el caso de probar alérgenos como el gluten (presente en derivados del trigo como el pan o la pasta), el huevo, el pescado, el sésamo (en tahini o aceite o triturado), la crema de cacahuetes, los lácteos, algunas frutas (fresas, melocotón, albaricoque, kiwi…) será mucho más prudente hacerlo de este modo.

¿Debemos evitar algún alimento?

blw alimentos prohibidos

Como hemos visto, no será necesario evitar alérgenos como el huevo ni el pescado, ya que no se ha establecido que esta práctica sea de ayuda para evitar el desarrollo de alergias en el futuro. Sin embargo, existe una serie de alimentos que debemos evitar antes de los 12 meses por distintos motivos que exponemos a continuación:

  • El azúcar y los productos que la contienen, como galletas (aunque estén dirigidas a bebés), cereales infantiles, purés o potitos y yogures para bebés, ya que además de contribuir con la aparición de sobrepeso infantil, podrán dificultar la aceptación de alimentos como las verduras al acostumbrar al paladar a sabores más intensos.  También debemos evitar los edulcorantes por este motivo.
  • La miel por el riesgo de contraer botulismo.
  • La sal, tanto por generar mayor trabajo a los riñones del bebé (que deberán eliminar el exceso de sodio) como por acostumbrar al paladar a este sabor.
  • Las algas, debido a su elevada concentración de yodo que puede afectar la función tiroidea.
  • Los lácteos desnatados (pueden probarse los lácteos enteros en pequeñas cantidades o como parte de recetas, pero nunca en sustitución de la leche materna o fórmula) ya que los requerimientos de grasas son mayores en los niños, y la leche sin pasteurizar que puede conllevar la aparición de enfermedades transmitidas por alimentos (brucelosis, listeriosis, etc.).
  • La bebida de arroz, debido a que contiene arsénico inorgánico (que en caso de consumir arroz cocido o en preparaciones tuvo oportunidad de evaporarse o diluirse en el agua de cocción, más en el caso de la bebida de arroz, puede permanecer en el agua).
  • Pescados de gran tamaño (emperador, atún rojo, lucio y tiburón) y mariscos, debido a la presencia de mercurio y la acumulación de otros metales pesados como el cadmio o el plomo.
  • Espinacas, acelgas y borrajas, debido a la presencia de nitratos en sus hojas.
  • Frutos secos enteros (pueden comerse en crema o triturados), palomitas de maíz, zanahoria cruda (puede ofrecerse rallada), manzana cruda (puede ofrecerse rallada), frutas como cerezas o uvas enteras (pueden ofrecerse cortadas en cuartos), caramelos o chicles por el riesgo de asfixia que conllevan.
  • Carne de caza o carnes poco hechas.

El resto de frutas, verduras, legumbres, carnes y otros alimentos no recogidos en este listado pueden comenzar a ofrecerse progresivamente a partir de los 6 meses.

¿Cuáles son los riesgos asociados y cómo minimizarlos? La pregunta del atragantamiento en BLW

blw atragantamiento

Contrario a lo que muchas personas podrían pensar, el riesgo de atragantamiento no resulta mayor al ofrecer alimentos a través del BLW tal y como puede leerse en este estudio. En cualquier caso, se ofrecerán alimentos blandos (que se puedan deshacer al presionarlos con nuestra lengua contra el paladar o con la mano sin mucho esfuerzo) y se supervisará el proceso en todo momento.

Respecto al atragantamiento, será importante conocer, diferenciar y gestionar la aparición de arcadas (que son parte normal del proceso de aprender a comer) de la posible obstrucción de las vías respiratorias que pueden generar asfixia (que podrían ocurrir con alimentos como las uvas o los frutos secos o con juguetes u otros objetos) y que debemos evitar tomando las medidas oportunas para hacer de la alimentación complementaria una práctica segura.

Para la tranquilidad de la familia, sería oportuno formarse en primeros auxilios pediátricos ya que no solo será de utilidad para afrontar el BLW con mayor confianza, sino que además les dotará de herramientas para sobrellevar otras situaciones que pudieran presentarse al cuidar de un niño.

Otros riesgos que suelen preocupar a algunos profesionales sanitarios cuando surge la intención de practicar el BLW suelen ser el aporte de hierro de la dieta (al no utilizar cereales enriquecidos con hierro ni triturar las carnes u otros alimentos ricos en hierro y darlos con cuchara) y el aporte de energía ya que gran parte de lo ofrecido no termina en la boca del peque sino en el suelo, en la trona, en la mesa, sobre los papás e incluso en su pelo. Para minimizar estos riesgos se recomienda incluir un alimento rico en hierro en cada comida principal, tomar en cuenta los factores que favorecen su absorción (como ofrecerlos junto a alimentos que aporten vitamina C) e incluir alimentos que aporten densidad energética y enriquezcan las comidas ofrecidas cada día (como agregar 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra en cada comida, ofrecer aguacate, plátano, boniato, entre otros).

Tras el surgimiento del BLW se han publicado métodos como el BLISS (Baby Led Introduction to SolidS) o BLW 2.0, que se basan en las mismas premisas, pero enfatizan los consejos comentados en este apartado para intentar minimizar los posibles riesgos de practicar el BLW (similares en muchas ocasiones a los de la alimentación con triturados). [/vc_column_text][vc_column_text css=».vc_custom_1596008092542{padding-top: 35px !important;padding-bottom: 30px !important;}»]

Algunos consejos para empezar con el BLW

blw metodo
  • Recordar que el objetivo de este método es presentar alimentos que complementen la lactancia (materna o artificial), y que ésta seguirá siendo el alimento principal del bebé hasta cumplir los 12 meses e incluso un poco después.
  • Ser flexible y adaptarse a las necesidades del bebé.
  • Modificar la dieta familiar para que sea apta para todos (evitar el agregado de azúcar o sal).
  • Verificar que la postura sea adecuada y que el bebé esté sentado a la hora de ofrecer los alimentos.
  • Supervisar el proceso de principio a fin.
  • Disfrutar de cada prueba y tener la cámara en mano para retratar los progresos que van alcanzando.
  • Experimentar también con el cocinado, probando recetas BLW.

Si quieres saber más sobre BLW, apúntate a nuestro curso online «Su Primer Bocado». Te avisaremos en el momento en el que esté disponible:

Baby-led Weaning
28 de julio de 2020

¿Piensas que el Baby-led weaning es costoso o que puede quitarte mucho tiempo? Nada más lejos de la realidad. En este artículo vamos a darte hasta 15 recetas BLW muy fáciles para que puedas empezar ya con este método tan saludable.

Recetas para empezar con la alimentación complementaria Baby-led weaning

En este texto podrás encontrar recetas BLW de todo tipo que te ayudarán a ti y a tu bebé a disfrutar y aprender comiendo de una manera fácil y totalmente saludable. 

La alimentación complementaria BLW puede dar comienzo a partir de los 6 meses de edad. Sin embargo, la incorporación de ciertos alimentos o incluso el inicio de esta metodología depende de las condiciones que reúna el bebé en el momento de empezar. Además, se debe prestar especial atención a la introducción de algunos alimentos hasta alcanzar el primer año. 

Antes de dar este paso y empezar con alimentación complementaria, recomendamos que cada bebé sea evaluado por un conjunto de profesionales de la salud que abarquen campos como la pediatría, la enfermería, la nutrición y otras especialidades que sean necesarias.

Si quieres saber más sobre el método, estás ahora mismo aplicándolo o quizás quieres tener más información, las recetas que vas a encontrar en este artículo te ayudarán con el proceso, pero te recomendamos el Curso Online BLW «Su Primer Bocado». Mis más de 25 años entre fogones y mis más de 8 años siendo chef de un colegio con una alimentación libre de procesados, refinados, azúcares y totalmente natural y de temporada; así como la experiencia de mi compañera Melisa Gómez siendo Dietista-Nutricionista -especializada en nutrición infnatil- con más de 12 años acompañando a familias, avalan el curso más completo de habla hispana sobre BLW. ¡Y no te pierdas las más de 25 recetas exclusivas que vas a encontrar dentro!

Tortitas de quinoa y manzana

Tortitas BLW

Ingredientes:
  • 150g quinoa cocida
  • 2 huevos
  • 100g manzana asada o cocida
  • 50g plátano
  • 6/8g de levadura tipo royal
  • 1 cucharada postre canela o vainilla
  • AOVE
Elaboración:
  1. Cocemos la quinoa unos 13/15 minutos, la escurrimos y dejamos que se enfríe.
  2. Por otro lado tendremos la manzana lista, la podemos asar al horno y aprovechamos para dejar asadas otras. También la podemos hacer al micro, al vapor o cocida en agua. Yo os recomiendo que las hagáis al horno y guardemos para hacer esta receta.
  3. Añadimos en un bol la manzana asada, el plátano y lo machacamos bien hasta obtener una pasta homogénea. Una vez listo, le añadimos los huevos, la canela, un chorrito de aceite y lo mezclamos todo bien.
  4. Le echamos la quinoa, la levadura y terminamos de mezclar hasta que nos quede una masa cremosa.
  5. En una sartén, con un poquito de aceite, iremos haciendo una a una por ambos lados hasta que estén bien cuajadas y reservando en un plato.
Consideraciones:
  • Podemos dejarlas en la nevera 2-3 días perfectamente.

Mi primera galleta

galleta maria BLW

Una galleta nunca sustituirá a una pieza de fruta a cualquier hora del día, ni puede ser siempre la primera opción. Puede ser un acompañamiento de la merienda o el almuerzo, una buena opción para un cumpleaños o para alguna ocasión especial.

Ingredientes:
  • 125g de almendra molida
  • 1 Manzana grande
  • 2 cucharadas de crema de 100% cacahuete
  • 2 cucharadas de bebida vegetal, leche materna, leche de fórmula
  • 1 pizca de canela o vainilla
Elaboración:
  1. Pelamos la manzana y la cortamos a trocitos. La ponemos en un bol -o en un tupper apto para cocinar en el microondas- y la cocinamos a máxima potencia entre 4-6 minutos hasta que veamos que está blanda y cocida.
  2. Machacamos la manzana con la crema de cacahuete, la leche que hayamos elegido y con la ayuda de un tenedor formamos una crema.
  3. Añadimos la canela y la almendra molida y mezclamos todo bien.
  4. Nos quedará una masa untuosa y que se nos pega un poco en las manos. No pasa nada, esto es normal para conseguir la textura que queremos.
  5. Precalentamos el horno a 180º, hacemos bolas y las aplastamos un poco y las vamos poniendo sobre una bandeja de horno.
  6. Las hornearemos unos 8/10/12 minutos en función de la potencia de tu horno hasta que vemos que están doradas.
Consideraciones:
  • Las guardaremos en un tupper en la nevera.
  • La textura es cómoda de comer, no son crujientes para que puedan adaptarse a cualquier edad.

Crema de cereales de desayuno

desayuno BLW

Ingredientes:
  • ½ taza de arroz integral redondo
  • ¼ taza de mijo
  • ¼ taza de azukis (la noche anterior a remojo)
  • 1 taza de pasas
  • 10 tazas de agua mineral
Elaboración:
  1. Lavamos todos los cereales y lo dejamos en remojo toda la noche, y también los azukis.
  2. Ponemos a hervir el agua en una olla a poder ser alta, y cuando rompa el hervor le echamos los cereales, los azukis y las pasas. Una vez vuelva a hervir, bajamos el fuego al mínimo, tapamos y dejamos cocer alrededor de las 2-3 horas.
  3. Vamos removiendo con cuidado y mirando de vez en cuando para evitar que se nos pegue y estamos atentos por si nos hemos quedados cortos de agua.
  4. Una vez cocido todo, podemos pasar la crema por el pasapurés o dejarla tal cual.
  5. Una vez fría la guardamos en la nevera en tarros de cristal.
  6. Cuando vayamos a usarla, la ponemos al fuego, le añadimos un chorrito de alguna bebida vegetal, o de agua y calentamos. Ya que en la nevera suele espesar un poco.
  7. Servimos templada en un bol con el acompañamiento que más nos apetezca.
Consideraciones:
  • Si observamos que la consistencia es muy líquida o por el contrario muy espesa, añadimos en la cocción más o menos agua.
  • Podemos conservarla en la nevera varios días sin ningún problema.
  • Podemos cambiarle el sabor añadiendo canela en polvo, una ramita de vainilla en la cocción, una piel de limón, etc.

Galletas de plátano sin huevo

galleta plátano BLW

Ingredientes:
  • 1 cucharada sopera de semillas de chía
  • ¼ vaso de agua
  • 350g de plátano
  • 220g aprox. copos de avena
  • 110g harina de avena
  • Una pizca de canela
Elaboración:
  1. Ponemos las semillas de chía en un bol con el agua unos 10-15 minutos hasta que se gelatinicen.
  2. En otro bol, machacamos el plátano, añadimos las semillas de chía, los copos de avena, la harina, la canela y lo mezclamos todo bien.
  3. Precalentamos el horno a 180º y, mientras tanto, con la ayuda de dos cucharas iremos haciendo bolitas y poniéndolas sobre una bandeja con papel de horno.
  4. Las metemos al horno y las dejaremos unos 20-25 minutos, las sacamos, enfriamos ¡y listo!
Consideraciones:
  • Te aguantan en la nevera 2-3 días perfectamente.

Hummus de boniato y albahaca

hummus boniatos BLW

Ingredientes:
  • 200g boniato cocido
  • 200g garbanzos cocidos
  • 1 cucharada de tahini
  • 6 hojas de albahaca fresca
  • Zumo de medio limón
  • 1 diente de ajo
  • AOVE al gusto
Elaboración:
  1. Podemos cocer al vapor el boniato o hacerlo asado al horno, aunque asado nos quedará más rico.
  2. En un robot de cocina ponemos todos los ingredientes, añadimos el boniato y lo trituramos hasta obtener una crema densa y homogénea.
  3. Siempre puedes modificar su textura con un poquito de agua fría.
  4. Lo guardaremos en un tarro de cristal o en un tupper en la nevera 2-3 días.
Consideraciones:
  • Dependiendo del boniato utilizado, el color final puede variar.
  • Se lo pueden comer con las manos, con unos palitos de pan sin sal, con palitos de verduras, etcétera.

Minihamburguesa de salmón

hamburguesas salmón BLW

Ingredientes:
  • 450g de salmón fresco
  • 40g de pimiento rojo
  • 60g de puerro
  • 1 ajo
  • 10g de perejil fresco
  • Zumo de 1 limón
  • 1 cucaharada de AOVE
Elaboración:
  1. En una sartén con un poquito de aceite haremos un sofrito con el pimiento rojo, el puerro y el ajo bien picados, y lo dejaremos en el fuego hasta que esté bien pochado.
  2. Por otro lado, picaremos el salmón con el cuchillo bien fino y lo pondremos en un bol.
  3. Añadimos al salmón el zumo de limón, el aceite, el perejil fresco picado y el sofrito. Lo mezclamos todo bien hasta conseguir una masa homogénea. Si vemos que nos queda muy poco firme, podemos añadir pan rallado sin sal hasta que quede con una textura fácil para hacer bolitas.
  4. Dejamos que repose en la nevera 20 minutos.
  5. Hacemos bolitas del tamaño de una albóndiga y las vamos chafando hasta darle forma de mini hamburguesas, las vamos poniendo sobre una bandeja de horno con papel y una vez las tengamos todas las hornearemos a 180º unos 10-15 minutos. Sobre todo que no nos queden poco hechas por dentro. ¡Y listo!
Consideraciones:
  • Las podemos dejar en la nevera en un tupper 3-4 días o congelarlas.

Tiras de aguacate crujiente

pan BLW

Ingredientes:
  • Aguacate
  • Almendra molida o pan rallado
  • Ajo en polvo
  • Orégano seco
  • Limón
  • Huevo
Elaboración:
  1. Cortamos el aguacate mientras precalentamos el horno a 220º.
  2. Batimos un huevo en un bol y en el otro ponemos la almendra molida, el ajo y el orégano.
  3. Pasamos el aguacate por huevo y rebozamos con la mezcla anterior de almendra o pan. Lo vamos poniendo en una bandeja de horno con papel y horneamos unos 8-10 minutos o hasta que esté dorado.
  4. Sacamos del horno, un chorrito de limón ¡y listo! Un aguacate crujiente.

Bocaditos de lentejas y arroz

lentajas BLW

Ingredientes:
  • 330g de lentejas cocidas
  • 100g de arroz redondo cocido
  • 80g de cebolla picada (1/2 cebolla pequeña)
  • 10g de ajo picado (1 ajo gordo)
  • 2 huevos
  • 150g de harina (la que quieras) o pan rallado
  • 4 cucharadas grande de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de postre de cúrcuma
  • 1 cucharada sopera de orégano o perejil
Elaboración:
  1. Preparamos una sartén, un bol y todos los ingredientes mientras cocemos el arroz. Los 100g será ya cocido.
  2. Mientras, escurrimos las lentejas, ponemos a calentar una sartén con el aceite, picamos finamente la cebolla, el ajo y lo doramos a fuego medio hasta que estén pochados y tomen un color transparente.
  3. Colamos el arroz y se lo añadimos a la sartén con la cebolla y el ajo, añadimos la cúrcuma y mezclamos bien durante 1 minuto.
  4. En un bol pondremos, las lentejas, el sofrito de arroz, los huevos, la harina, el orégano. Lo mezclamos todo bien, tapamos con film y dejaremos reposar en la nevera mínimo media hora.
  5. Precalentamos el horno a 180º. Sacamos la masa de la nevera y, con la ayuda de dos cucharas, formamos pequeñas bolas, masas, o lo que te salga, ¡eso da lo mismo! Las ponemos en una bandeja de horno y hornearemos unos 15-20 minutos dándoles la vuelta a mitad horneado.
  6. Las sacamos una vez las veamos bien doradas, dejamos que se enfríen un poco ¡y listo!
Consideraciones:
  • Podemos dejarlos en la nevera 2-3 días o congelarlas.

Albóndigas de ternera en salsa

albóndiga BLW

Ingredientes:
  • 400g de carne picada de ternera (o bien 200g de cerdo y 200g de ternera)
  • 50g de miga de pan mojada en agua
  • 2 huevos
  • 1 diente de ajo
  • perejil picado
  • harina
  • AOVE
Ingredientes para la salsa:
  • 1kg de tomate maduro
  • 2 cebollas
  • 1 zanahoria
Elaboración:
  1. Empezamos elaborando las albóndigas. En un bol, ponemos la carne picada, el ajo picado, el perejil, la miga de pan mojada en leche y desmenuzada, sal y pimienta. Dejamos reposar unos minutos en la nevera.
  2. Pasados 15 minutos, les damos forma redondeada con las manos y las pasamos por harina.
  3. En una sartén con aceite, las pasamos hasta que queden doradas. Las apartamos sobre un papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
  4. Podemos preparar la salsa o añadir una boleñesa que ya tengamos hecha.
  5. Pochamos la cebolla y la zanahoria picadas y añadimos el tomate natural triturado (previamente, escaldamos, pelamos y trituramos los tomates), le añadimos unas hojitas de laurel, tomillo, romero, (o la hierba que más nos guste) y lo dejamos cocer a fuego lento.
  6. Cuando el tomate haya perdido bastante agua, ponemos las albóndigas y dejamos cocinar unos 20 minutos en la salsa, hasta que ésta acabe de espesar ¡y listo!
Consideraciones:
  • Podemos dejarlas en la nevera 3-4 días y congelarlas.
  • ¡Cuidado con la salsa que mancha!

Hamburguesitas de garbanzos

hamburguesa garbanzos BLW

Ingredientes:
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 400g garbanzos
  • 60g de pasas
  • 1 huevo
  • 5 cucharadas de harina de garbanzo
  • 2 zanahorias
  • AOVE
  • Una pizca de comino
  • Una pizca de pimentón
Elaboración:
  1. Picamos la cebolla y el ajo. Lo añadimos a una sartén con una pizca de aceite de oliva y lo doramos unos minutos. Añadimos las especias y seguimos dorando la cebolla hasta que esté lista.
  2. Mientras tanto, rallamos las zanahorias con un rallador de cocina.
  3. En la túrmix, trituramos los garbanzos con el sofrito anterior, las pasas y el huevo hasta conseguir una masa.
  4. En un bol, añadimos esta mezcla junto con las zanahorias rallada y la harina de garbanzo.
  5. Dejamos reposar la masa en la nevera para que la harina se empape y las hamburguesas cojan consistencia. Con las manos vamos formando hamburguesas y reservándolas en la nevera de nuevo.
  6. Ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite y vamos dorando las hamburguesas a fuego lento.
  7. Las doramos unos minutos por un lado, luego por el otro ¡y listas!

Galletitas de boniato y avena

galleta boniato BLW

Ingredientes:
  • 250g de boniato asado o cocido
  • 100g de plátano
  • 1 cucharada sopera de semillas de chía
  • ¼ vaso de agua
  • 220g aproximadamente de copos de avena
  • 110g harina de avena
  • Una pizca de vainilla
Elaboración:
  1. Primero de todo tenemos que tener el boniato pelado y cocido, ya sea al vapor o asado.
  2. Ponemos las semillas de chía en un bol con el agua unos 10-15 minutos hasta que se gelatinicen.
  3. En otro bol, machacamos el plátano junto con el boniato, añadimos las semillas de chía, los copos de avena, la harina, la vainilla y lo mezclamos todo bien.
  4. Precalentamos el horno a 180º y mientras tanto con la ayuda de dos cucharas iremos haciendo bolitas y poniéndolas sobre una bandeja con papel de horno.
  5. Las metemos al horno y las dejaremos unos 20-25 minutos, las sacamos, enfriamos ¡y listo!
Consideraciones:
  • Te aguantan en la nevera 2-3 días perfectamente.
  • La forma final de la galleta puede variar con respecto a la imagen, ya que dependerá del proceso de elaboración.

Muffins de patata y champiñones

magdalenas patata BLW

Ingredientes:
  • 4 patatas
  • 1 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo
  • 100g champiñones
  • 100 ml de bebida de avena
  • 2 huevos
  • AOVE
Elaboración:
  1. Precalentamos el horno a 180º.
  2. Pelamos y cortamos las patatas y las ponemos a cocer hasta que estén listas, sin pasarnos de cocción para hacer un puré que no nos quede muy aguado.
  3. Mientras tanto, picamos la cebolla y el ajo y en una sartén las doramos a fuego lento con un poco de aceite. Añadimos los champiñones picados en cuadraditos y lo dejamos hasta que esté todo bien cocinado.
  4. Colamos las patatas, escurrimos bien y hacemos un puré con un chorrito de aceite de oliva. Una vez lo tenemos, añadimos el sofrito y mezclamos bien.
  5. Añadimos la bebida vegetal, los huevos, lo mezclamos todo bien y lo repartimos en moldes de muffins para meter al horno.
  6. Los horneamos un 12-15 minutos, hasta que al pincharlos estén listos, los dejamos enfriar ¡y listo!
Consideraciones:
  • Puedes guardarlos en la nevera 2-3 días o congelarlos.

Tortitas de guisantes

tortita guisantes BLW

Ingredientes:
  • 500g guisantes
  • ¼ aguacate
  • 140g harina de maíz, avena o garbanzos
  • 2 huevos
  • AOVE
Elaboración:
  1. Cocemos durante 1 minuto los guisantes en agua hirviendo.
  2. Ponemos en un robot el aguacate, la harina, los huevos, el aceite y los guisantes. Trituramos y añadiremos agua si nos hiciera falta para darle cremosidad a la masa.
  3. En una sartén con aceite echamos un poco de la masa y la dejamos tostar por un lado a fuego lento hasta que empiece a estar dorada. Le daremos la vuelta ¡y listo!
Consideraciones:
  • Puedes añadir agua durante el proceso si fuese necesario para que la masa quede más cremosa.

Muffins de aguacate y quinoa

magdales aguacate BLW

Ingredientes:
  • 100g de puerro picado
  • 1 ajo
  • 75g aguacate (aproximadamente una unidad y media)
  • 100g quinoa cocida
  • 1 puñado de hojas de albahaca
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 4 huevos
  • AOVE
Elaboración:
  1. Picamos todos los ingredientes y preparamos: una sartén con aceite para el sofrito, los moldes para los muffins y precalentamos el horno a 180º.
  2. Hacemos un sofrito con el puerro y el ajo, mientras en otra olla cocemos las quinoa durante 15 minutos.
  3. Una vez tenemos el sofrito y la quinoa cocida, lo pasamos todo a un bol, lo mezclamos bien y le añadimos la albahaca picada, el comino y el aguacate cortado a daditos pequeños.
  4. Batimos los huevos, lo añadimos al bol con la mezcla anterior, removemos bien y lo repartimos en los moldes de los muffins.
  5. Lo metemos al horno durante 18-20minutos a 180º. Dejamos que se enfríe ¡y listo!
Consideraciones:
  • Podemos dejarlas en la nevera 2-3 días e incluso congelar.

Minihamburguesa de merluza y guisantes

hamburguesa guisantes BLW

Ingredientes:
  • 500g de merluza o bacalao en lomos
  • 100g de guisantes cocidos
  • 1 huevo batido
  • Una pizca de perejil fresco picado o seco
  • 2 dientes de ajo picados
  • ¼ de cebolla finamente picada
  • Pan rallado
  • AOVE
Elaboración:
  1. Cortamos y picamos a cuchillo la merluza sin piel de forma muy fina o, alternativamente, en un procesador de alimentos junto con los guisantes cocidos. Mezclamos todo bien.
  2. Por otro lado, picamos la cebolla y el ajo.
  3. En una sartén rehogamos con aceite de oliva el ajo y la cebolla hasta que estén dorados y reservamos.
  4. En un bol ponemos la merluza y guisantes bien picados, el rehogado de la cebolla, el perejil, el huevo y mezclamos bien.
  5. Lo envolvemos en film y dejamos la masa reposar en la nevera, una hora aproximadamente, para que se enfríe bien antes de hacer las hamburguesas.
  6. Formamos las hamburguesas con mucho cuidado, haciendo una bola y chafándolas, dándole forma de hamburguesa. En este punto, si vemos que es difícil hacer la forma, podemos añadirle pan rallado hasta que nos cojan más cuerpo y nos sea más sencillo trabajarlas. Pero si quieres mayor jugosidad, intenta hacerlas sin el pan. Las envolvemos en film y reservamos.
  7. Ponemos una sartén con aceite, o precalentamos el horno a 180º, y doramos las hamburguesas por las dos caras a fuego medio, sin aplastar mucho y con paciencia para que se haga por dentro, pero que queden jugosas. Si decidimos hacerlas al horno estarán en alrededor de unos 7-9 minutos.
Consideraciones:
  • Podemos dejarlas en la nevera 2-3 días o incluso congelar.

Si quieres saber más sobre BLW, apúntate a nuestro curso online «Su Primer Bocado», el curso sobre BLW más completo que podrás encontrar:

Eventos Videos
18 de julio de 2020

Sanos, fáciles y ricos para peques.

Descarga gratuita del mini ebook de recetas
Blog
11 de julio de 2020

DURANTE EL VERANO TENEMOS QUE SEGUIR CUIDANDO SU ALIMENTACIÓN.

Artículo dónde Melisa Gómez Dietista-Nutricionista y Juan Llorca en colaboración con Suavinex os contamos las bases para llevar una buena alimentación de los peques de la casa este verano. Con los puntos claves a tener en cuenta.

ALIMENTACIÓN INFANTIL DURANTE EL VERANO

Cada vez más, afortunadamente, parece que la forma en la que nos alimentamos va tomando mayor relevancia, lo que hace que busquemos y nos preocupemos por tener más información, no solo en referencia a nuestra alimentación, sino también a la de los más pequeños, fijándonos incluso en aspectos como la estacionalidad o sostenibilidad. Es por ello que, a lo largo de este artículo, voy a daros unos pequeños consejos para seguir cuidando la alimentación infantil durante el periodo estival.

Legumbres también en verano:
Puede pasar que, después de dar un paseo a treinta y muchos grados en un caluroso día de verano, tu peque no vea con los mismos ojos los guisotes o los platos de cuchara que se comía en enero, y no, no se te está dando peor la cocina ni se te ha ido la mano con la sal; aunque también puede darse el caso de que, pese al clima, devore con las mismas ganas de siempre ese plato de lentejas.

Continuar leyendo el artículo completo desde este enlace.

Blog
8 de julio de 2020

LAS CARNES PROCESADAS NO DEBERÍAN SER PARTE DE LA ALIMENTACIÓN INFANTL

Vivimos en un país de ganadería, matanzas, embutidos, fiambres y tradiciones. Vivimos en un país dónde nos han criado con jamon york, mortadela y chorizo Revilla. Vivimos en un país con una gran tasa de obesidad, de diagnósticos de cancer colorectal y problemas cardiacos.

ESTAS SON LAS PEORES OPCIONES

LAS PEORES CARNES PROCESADAS PARA NIÑOS

Bueno para niños y adultos, no tendría que haber distincIón. La realidad es que son productos que se utilizan mucho en los almuerzos y meriendas del verano e incluso las cenas.

Las marcas no son las únicas, son sólo ejemplos, todas las demás son iguales prácticamente.

Y, ¿por qué son malas?.

Según el World Cancer Research Fund,  un cárnico procesado es cualquier carne que haya sido conservada mediante procesos como el ahumado, el curado, el salado o mediante la adición de conservantes, ya sea industrial o en el pueblo de tus abuelos.

Dentro del grupo de embutidos se introduce la carne picada procedente del cerdo, de la ternera, del pollo o del pavo, ya que ha sido procesada industrialmente. El chorizo, lomo, jamón serrano (si jamón en todas sus variables también), jamón cocido, pavo, jamón york, salchichón, morcilla, mortadela, o las salchichas.

El riesgo de padecer cáncer de colon se incrementa en un 20% al consumir 25 gramos de carne procesada diariamente.

No existe una ingesta recomendada para los embutidos, cuanto menos, mejor.

Son altos en calorías, grasas saturadas procesadas no saludables, aditivos para su mantenimiento y sal.

Hasta comprarlo un embutido, pasa por hasta 11 procesos diferentes: troceado, congelado, molido y picado, embutido con tripas sintéticas, atado, cocción, ahumado, escaldado, enfriado y su almacenamiento final.

Respecto a su relación con el cáncer, la carne procesada tal y como es el embutido, ha sido clasificada por la OMS como cancerígeno del grupo 1, es decir, hay suficiente evidencia del nivel de carcinogenicidad que puede desarrollar en humanos.

El consumo muy puntual no tiene por qué perjudicarnos, cómo en todo, pero el frecuente, cómo es en la alimentación infantil a la larga SI.

¡MOTIVOS SUFICIENTES PARA DEJAR DE CONSUMIRLO, NO CREÉIS??

Bibliografía:
www.mdpi.com/2072-6643/11/3/622
www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2661797
www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5496498
www.who.int/news-room/q-a-detail/q-a-on-the-carcinogenicity-of-the-consumption-of-red-meat-and-processed-meat
www.cancercouncil.com.au/1in3cancers/lifestyle-choices-and-cancer/red-meat-processed-meat-and-cancer
www.bmcmedicine.biomedcentral.com/articles/10.1186/1741-7015-11-136
www.wcrf.org/dietandcancer/recommendations/limit-red-processed-meat