Raciones: 16 bocaditos


Dificultad: Fácil


Tiempo: 30′ preparacíon

Ingredientes

.

240 g de calabacín rallado y escurrido
2 Huevos
60 g queso rallado al gusto, especial fundir
20 g de queso parmesano
125 g harina de almendra o almendra molida. Podemos utilizar pan rallado o copos de avena finos
1 cucharada de orégano
1/2 cucharada de cúrcuma
Una pizca de sal
Una pizca de pimienta

Elaboración

La receta es muy sencilla de hacer. No tenemos más que tener los ingredientes preparados y
pesados, para eso lo primero que haremos será rallar el calabacín y con la ayuda de las manos, de un
trapo o papel de cocina, lo escurriremos bien para quitarle el exceso de agua.

Mientras precalentamos el horno a 180º en un bol iremos poniendo todos y cada unos de los
ingredientes. El queso, el calabacín, huevos, harina o pan, hierbas, sal y pimienta. Mezclamos bien
con una espátula, cubrimos con film y dejamos reposar la masa en la nevera unos 15 minutos.

Cuando la tengamos, con las manos hacemos pequeñas bolas, las aplastamos un poco, las vamos
colocando en una bandeja y las hornearemos alrededor de 15-20 minutos, o cuando estén doradas,
ya que dependerá el tiempo mucho del tamaño de las bolas.

Las sacamos, dejamos que enfríen un poco y listo!.

Unos ricos y sencillos bocaditos de calabacín. Podemos acompañarlos de una ensalada, de una salsa
de tomate, guacamole o la que más te guste!.

Si los preparamos para peques, a partir del año mucho mejor!.

Apta para

Opción sin gluten

Opción sin lácteos