Raciones: 4


Dificultad: Fácil


Tiempo: 45-2h preparacíon

Ingredientes

300g garbanzos
1 cebolla
2 ajos
1/4 de calabaza picada
3 patatas
2 chirivías
1 manojo de espinacas
125g tomate frito
5g Pimentón dulce
Laurel
Romero fresco
Caldo de verduras o agua
Sal y Pimienta negra molida
Perejil picado
AOVE

Elaboración

Lo primero dejamos los garbanzos a remojo en abundante agua fría la noche antes.

Picamos la cebolla, el ajo ajo y lo pochamos en una cazuela con algo de aceite de oliva. Añadimos el pimentón, el tomate, el laurel y una pizca de sal. Mezclamos bien.

Añadimos los garbanzos escurridos los cuubrimos con agua o caldo frío, subimos el fuego hasta que hierva, tapamos, bajamos el fuego y dejamos cocer lentamente durante 90- 180 minutos, depende de la variedad que usemos. Si lo hacemos en una olla a presión sería mucho más rápido (pero no tengo idea del tiempo jajajaj).
Cuando lleve un par de horas, más o menos, añadimos las patatas, la calabaza, el romero en rama y la chirivía. Salpimentar ligeramente y comprobar el nivel de líquido. Debe quedar espeso, no en plan sopa, así se lo comen mucho mejor.

Seguimos cociendo hasta que el garbanzo este tierno, algo que puede tardar más o menos en función de la variedad y del agua.

Terminamos con perejil finamente picado, rectificamos de sal un poco más de pimenta y listo!

Un rico guiso de otoño.

Apta para

Sin lácteos

Vegana

Sin Gluten