Raciones: 400g aprox


Dificultad: Fácil


Tiempo: 15′ preparacíon

Ingredientes

.

3 tazas de copos de avena finos
1/2 taza de pasas
1/2 taza de dátiles picados
1/4 taza de almendras picadas
1/4 taza de avellanas picadas
1/4 taza de nueces picadas
1/4 taza de pipas de calabaza
1/4 taza de láminas de coco deshidratado
2 cucharadas soperas de nibs de cacao (opcional)
2 cucharadas soperas de sésamo
1 cucharada sopera de semillas de chia
3 cucharadas soperas de cacao en polvo
1 cucharada de postre de canela en polvo
4 cucharadas soperas de aceite de coco
Una pizca de sal

Elaboración

Olvídate de la báscula, coge la taza de desayuno que tengas por tu casa, la que más te guste o más rabia te de, y en función de lo grande que sea, te saldrá más o menos cantidad.

La elaboración es muy sencilla, ponemos una sartén a calentar y cuando esté le añadimos los copos de avena, las almendras, las avellanas, las nueces, las pipas y el coco. Y lo vamos tostando lentamente, sin dejar de remover para que no se nos queme. Pasados un par de minutos le añadimos las pasas, los dátiles, el sésamo, la chica y lo tostamos un minuto más.

Una vez lo tenemos le añadimos el cacao en polvo, la canela, los nibs de cacao, la sal, mezclamos todo bien y lo pasamos a un bol.

Le añadimos el aceite de coco, lo mezclamos todo bien y la entendemos sobre un papel de horno para que termine de enfriarse y nos quede lo más crujiente posible.

Y listo! Para conservarla, sin duda lo mejor un tupes de cristal hermético y en un lugar seco y sin humedad.

Cuanto más tostemos los ingredientes, sin quemarlos, más crujiente nos quedará.

La podemos usar para un desayuno, una merienda, acompañar un yogur, leche, una manzana asada o cómo se nos ocurra.

Apta para

Sin gluten

Sin lácteos

Vegana

Sin azúcar añadido