Raciones: 1 barra de molde


Dificultad: Fácil


Tiempo: 30′ preparacíon

Ingredientes

.

100 g harina de trigo sarraceno
100 g harina de arroz
100 g harina de garbanzo
40 g tapioca o arruruz o maizena
1 cucharada de levadura química
1/2 cucharada de bicarbonato
2 cucharadas de postre de sal
30 g semillas de calabaza
20 g semillas de lino

Mezcla de psyllium
450 ml agua
30g de psyllium

Elaboración

Tenemos que tener en cuenta que la parte más importante de esta receta es el psyllium en polvo. Para hacerlo no tenemos más que poner en un bol los 450ml de agua con las cucharadas de psyllium, mezclamos bien sin parar hasta que nos quede una gelatina espesa. Reservaremos durante unos 20-30 minutos, mientras seguimos con el resto de la receta.

Por un lado mezclamos todos los ingredientes secos y las harinas, la sal, la levadura,… y vamos precalentando el horno a 175º.

Una vez lo tengamos, agregamos la gelatina de psyllium al bol con la parte seca y mezclamos todos los ingredientes, usando una batidora o amasar la masa con las manos. Lo haremos durante unos 5-10 minutos hasta que la masa se una y quede todo bien integrado.

Si vemos que la masa nos queda muy húmeda, le podemos añadir un poco más de tapioca y si nos queda muy seca un poco de agua, con cuidado de no pasarnos.

Preparamos un molde rectangular, con papel de horno y le damos forma a la masa, la ponemos en el molde, en una bandeja y la metemos al horno.

Hornearemos durante por 55-60 minutos. Veremos cómo sube gracias al psyllium, pero vaya nada que ver con un pan de masa madre y de harina de trigo.

Sacamos del horno, dejamos enfriar y lo tendremos listo para comer!

Podemos guardarlo en la nevera, congelarlo o consumirlo en varios días. No queda una textura pan de molde, sino un poco denso, ya que o lleva gluten ni huevo, por lo que la mejor manera de comerlo es a rebanadas y un poco tostado.

Una receta sencilla, dentro de lo que cabe, de hacer un rico pan sin gluten sin planificadoras, ni masas madre.

Apta para

Sin gluten

Sin lácteos