was successfully added to your cart.

¿POR QUÉ NO SON UNA BUENA OPCIÓN LA LECHES DE CRECIMIENTO?

Según la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN), las “fórmulas de crecimiento” o “leches de crecimiento” son leches diseñadas para los niños de uno a tres años. DISEÑADAS, no naturales.

CRECIEMIENTO, esto crea una alarma y una demanda por parte de los padres y madres, ya que da la falsa impresión que son necesarias para un adecuado desarrollo de los niños.

Contienen gran cantidad de AZÚCARES respecto a la leche de vaca, en algunas de ellas casi el doble, lo que las convierte en una fuente extra de azúcares añadidos. La OCU analizó 15 marcas y encontró en 9 de ellas azúcares añadidos con nombres escondidos cómo, jarabe de glucosa, sacarosa, fructosa, miel, etc

Aportan menos proteínas por cada 100gr que una leche de vaca normal.

La leche de vaca aporta más calcio por cada 100gr de producto.

Uno de los problemas que tenemos es que por ley no existe una recomendación oficial de cómo deberían ser estas leches de “crecimiento”, por lo que cada marca hace un poco lo que le da la gana.

Existen pocos estudios de calidad que hayan evaluado los posibles beneficios de estas leches para recomendar su uso diario.

Alteran el paladar del niñ@ haciéndole más susceptible a lo dulce, por lo que luego nos puede rechazar la leche normal cuando queramos cambiar, incluso bebidas o alimentos que no tengan ese dulzor tan acentuado.

Además, estas leches son muy caras respecto a la leche de vaca normal, lo que puede suponer un alto coste para las familias que deciden utilizarla sin realmente obtener ningún beneficio.

 

Únete a la conversación Un comentario

Deja un comentario